He oido… de un camino vecinal

He oído que la llamada ahora “carretera”, vía que une Valduvieco con Mellanzos, se llamó siempre “camino vecinal”. Fue en verdad un camino vecinal hecho por los vecinos del pueblo. Recuerdo que “la caja”, primer allanado, cunetas y alcantarillado, lo hicieron los vecinos en “cendera”. Por turnos ponían las parejas de vacas y carro o arados como herramientas. Los chicos en edad escolar, con D. Emigdio Magdaleno, párroco del pueblo por aquellos años, a la cabeza, y con burros con alforjas, “atropaban” miles y miles de cantos, para el empedrado- drenaje-.

La apisonadora la prestó la Diputación Provincial de León. Así empedrado estuvo más de 20 años hasta que llegó el asfalto. Los técnicos “ingenieros” eran vecinos del pueblo con más voluntad e ingenio que saberes matemáticos. Pero a base de tesón, un camino de carros, se convirtió en algo transitable, para acercar el pueblo a la civilización.

He oído que al hacer la caja para el “camino vecinal” apareció un horno lleno de tejas a tres cuartos de cocción. Situado donde hoy está el cartel de Valduvieco pero en el otro lado. (De cuándo sería?, habría más? por qué abandonado a media cocción?).

He oído que el día que se inauguró el “camino vecinal” algunos cogieron una…

Deja un comentario